aniguide.gifOXIGENO.gif




Los microorganismos se distinguen en función de sus necesidades de oxígeno, pudiendo dividirse en los aerobios estrictos, como los Streptomyces y la mayoria de los hongos filamentosos, que pueden llevar a cabo su metabolismo y crecimiento únicamente en presencia de oxígeno atmosférico, los anaerobios estrictos, como los Clostridia, que únicamente pueden crecer en ausencia de oxígeno y los organismos facultativos, entre ellos las levaduras industriales, que pueden crecer en situaciones de aerobiosis y anaerobiosis.

AEROBIO.gif

Aerobios Obligados o Estrictos - requieren específicamente de oxigeno (21% o más) para su crecimiento como aceptor de Electrones (hidrogeno) y se produce una fermentación completa de los carbohidratos, ellos usan el O2 como un aceptor final de electrones en la respiración.

Anaerobios obligados, o estrictos No requiere O2, no necesitan el O2 como un nutriente. De hecho, el oxígeno es una sustancia tóxica, el cual mata o inhibe su crecimiento. Los procariotas anaerobios obligados pueden vivir por fermentación, respiración anaeróbica, fotosíntesis bacteriana, o el primitivo proceso de la metanogénesis. Fermentan parcialmente los carbohidratos y crecen en tensiones reducidas de oxigeno.

facultativos Son organismos que pueden cambiar entre tipo de metabolismo aeróbico y anaeróbico. Bajo condiciones anaeróbicas ellos crecen por fermentación o respiración anaeróbica, pero en presencia de oxígeno ellos cambian a respiración aeróbica.

·
Anaerobios aerotolerantes Son bacterias con un tipo de metabolismo exclusivamente anaeróbico (fermentativo), pero ellos son insensibles a la presencia de O2. Ellos viven solamente por fermentación sin importar si el oxígeno está o no presente en su entorno.
Microaerofilos: utilizan O2 a niveles muy bajos. Un 12%. No proliferen en la superficie de un medio sólido.


FISIOLOGÍA Y GENÉTICA BACTERIANA

GRAM.gif

En las bacterias la pared celular es determinante de la forma celular y también ha servido como criterio de clasificación.


Hacia 1880 Hans Christian Gram, trabajando en una morgue de Berlín descubrió que se podía determinar la presencia de las bacterias causantes de la neumonía en tejidos infectados tiñéndolos con una tintura similar al cristal violeta. Al tratarlas, la mayoría de las bacterias se teñían de púrpura, pero no todas.
El descubrimiento se convirtió en una valiosa herramienta para la comprensión de la estructura de la pared celular de las bacterias. Las bacterias que retienen la tintura púrpura aparecen de color púrpura y se denominan gram-positivas, mientras que aquellas que la han perdido se denominan gram-negativas
.

TINCION.gif
La envoltura celular
Las bacterias se pueden dividir en dos grupos sobre las bases de su tinción de Gram. Las bacterias gram positivas se quedan teñidas con cristal violeta después de lavar y las gram negativas no. Todas las bacterias tienen una membrana celular donde ocurre la fosforilación oxidativa (ya que no tienen mitocondrias). Al exterior de la membrana celular, está la pared celular, la cual es rígida y protege a la célula de la lisis celular. En las bacterias gram positivas, la capa de peptidoglicano de su pared celular es una capa mucho más gruesa que en las bacterias gram negativas. Las bacterias gram negativas tienen una membrana externa adicional. La membrana externa es la barrera más importante de permeabilidad en las bacterias gram negativas. El espacio entre las membranas interna y externa se conoce como espacio periplásmico. En el espacio periplásmico las bacterias Gram negativas almacenan enzimas degradativas. Las bacterias Gram positivas carecen de espacio periplásmico; en su lugar secretan exo-enzimas y realizan digestión extracelular. Esta digestión es necesaria ya que moléculas mas bien grandes no pueden pasar fácilmente a través de la membrana externa (si está presente) o la membrana celular.
gra_.gif
comparacion.gif
TABLA COMPARATIVA
DIF.gif





bubbles_e0.gif